Zincalí, espectáculo ideado y dirigido por Antonio Najarro, exdirector del Ballet Nacional de España, presenta la esencia del baile racial del bailaor gitano El Yiyo, una esencia que evoluciona hacia formas y estilos de danza más contemporáneas y que logran mostrar el gran talento de este joven intérprete.

El Yiyo estará acompañado de dos grandes personalidades de la Danza española: Belén López, bailaora de enjundia, gran virtuosa del flamenco actual, con una tremenda personalidad, cuyo baile contrastará con la elegancia, sutileza y exquisitez de la interpretación de la Primera Bailarina cedida por el Ballet Nacional de España, Inmaculada Salomón.

El baile de estas tres figuras fluirá a través de una cuidada composición musical creada por el guitarrista flamenco Jose Luis Montón, una composición ideada especialmente para este espectáculo, a través de la cual confluyen poemas, melodías, ritmos y ambientes llenos de sensibilidad, una música interpretada por guitarras, percusión, voces y flauta, que ahondan en el sonido flamenco y osan a acariciar el rap.

Un viaje de riesgo, de búsqueda, donde esta raíz y elegancia del arte flamenco se dan la mano y se dejan vestir en el hombre, por la elegancia de Oteyza, uno de los diseñadores de moda española que mejor muestran la evolución del traje tradicional, y en la mujer, por varios de los diseños más emblemáticos que en su día lució la dama del flamenco, Directora Artística del Corral de la Morería, Blanca del Rey.

El sello de Najarro estará presente durante todo el espectáculo, un sello que le ha llevado a lo más alto en la creación de la Danza Española, el virtuoso uso de las castañuelas, la elegancia en el braceo de los intérpretes, la raíz y la vanguardia en continua convivencia…

Un nuevo reto para el Corral de la Morería, un nuevo paso en la forma de presentar el arte, un riesgo necesario para seguir haciendo evolucionar el arte de nuestra danza, de nuestro flamenco, de nuestra esencia.